ALBAOLA

Pasaia (San Pedro)

LUCAS DELBART (Lyon), YA DESEANDO VOLVER

20/7/2021

Mi nombre es Lucas Delbart, soy francés de 31 años. Nací en un pueblo pequeño cerca de Lyon, pero me crie sobre todo en Bretaña donde tengo memorias muy preciadas de salir a navegar. Lo he echado mucho de menos desde que nos mudamos de vuelta cerca de Lyon, donde la costa queda ¡muy muy lejos!

Antes de venir a Albaola no estudié, pero trabajé en construcción, sobre todo como masón. Tuve la oportunidad de hacer un poco de carpintería con un amigo mío que es un Compagnon francés, un carpintero y trabajador muy hábil. Hicimos un poco de trabajo en madera y le ayudé con algunos tejados, ya sabes, echando una mano.

En parte esto me hizo querer aprender lo que yo llamo verdaderas habilidades, habilidades con las manos, el saber hacer. Me interesa la carpintería porque el trabajo de masón me parecía más áspero, no tan sutil. Incluso la carpintería en construcción de casas, aunque es un proceso interesante, no tiene mucha variedad… Igual es que no me interesa construir casas en general. Así que me pareció más interesante aprender la carpintería de ribera y me gusta la parte de la navegación.

Nunca he olvidado los días navegando en Bretaña, por lo que, entre la navegación y el trabajo en madera, me parece que con la carpintería de ribera consigo una combinación que equilibra perfectamente el trabajar esas habilidades manuales y el conocimiento con la sutileza y variedad que busco.

Al buscar en internet información sobre escuelas de carpintería de ribera en Europa, encontré Albaola y vine a pasar unas semanas en mayo. Ahora he vuelto y llevo un mes aquí, más o menos.

La gente de Albaola me ha acogido muy cálidamente y la verdad que el mes y medio en total que he estado aquí ha sido genial, lo he pasado muy bien. Tengo buena relación con los trabajadores de aquí; Brian me parece un profesor y hombre estupendo, nos llevamos muy bien.

También me gusta mucho la zona, no he tenido mucha oportunidad para ver el resto del País Vasco ya que no tengo coche, pero la zona de Donostia, Pasaia y alrededores me ha gustado mucho. El tiempo a veces deja algo que desear, pero no me importa demasiado, ¡es mejor que asarse a 40º como en Lyon o el sur de España!

He trabajado en varios proyectos durante mi tiempo aquí. La primera vez que vine trabajé en el patache, primero poniendo las barricas y luego ajustando los mástiles en la embarcación. En este mes que llevo ahora, he hecho muchos trabajos pequeños de mantenimiento con Ernesto, como pueden ser ponerle aceite al edificio del San Juan o achicar las embarcaciones de Albaola en el puerto. En el San Juan he estado ayudando a poner las escotillas, taladrando y clavando, incluso he ayudado con uno de los cintones. Lo último en el San Juan es que estamos con las escoperadas que protegen los genoles para que no les entre agua y no se pudran. Casi se me olvida, ahora ayudo con los remos del patache. Como ves hago muchas cosas, ayudando donde puedo y aprovechando cada momento para aprender.

Tengo que volver a Francia pronto, pero hacia finales de septiembre me gustaría volver como voluntario y espero poder estar aquí una buena temporada ya que me gusta tanto, aprendo mucho y consigo hacer mucha variedad de cosas. Voy a dejar mis botas de trabajo y herramientas aquí mientras estoy en Francia, así que ¡seguro que volveré!