ALBAOLA

Pasaia (San Pedro)

Oibar Olano, 16 años y un verano de voluntario en Albaola

11/9/2020

El voluntario más joven de la historia de la asociación; con tan sólo 16 años Oibar tenía claro que quería pasar su verano de voluntario en Albaola.

Oibar Olano es un joven de Asteasu que conoció el proyecto de Albaola tras realizar la visita a la Factoría con su escuela. Ahí supo del proyecto de la nao San Juan, la escuela de carpintería de ribera Aprendiztegi y el dinamismo diario del museo-astillero que le dejó impactado. Recuerda también el momento en que la guía dijo que el proyecto de Albaola está abierto a todo el mundo y que contaba con más de 500 voluntarios.

La red de voluntarios de Albaola siempre ha sido totalmente heterogénea y multicultural, con personas de todas las partes del mundo, de todo tipo de profesiones, culturas y edades. Aunque es cierto que como condición siempre se ha solicitado ser mayor de edad.

Oibar no obstante, pese a conocer el requisito de poder entrar a partir de los 18 años, mostró un interés y una motivación e ilusión especial por ser parte del proyecto, y la asociación decidió aceptarlo entre su equipo, bajo el permiso específico de sus padres.

Empezó a finales de junio y desde entonces no ha fallado ni un día, viniendo incluso varios fines de semana. Junto a otros voluntarios, que le doblaban la edad, y entre jóvenes aprendices de la escuela y carpinteros veteranos de Albaola se lleva consigo una experiencia única. Ha realizado todo tipo de tareas, un contacto continuo con la madera y sus manos han aportado mucho al proyecto. También su actitud, perseverancia y esa seguridad de saber lo que quiere hacer y donde quiere estar con tan sólo 16 años, viniendo a Albaola Itsas Kultur Faktoria, Pasaia, a diario desde Asteasu.

Al preguntarle por qué ha querido ser parte del proyecto es esto lo que responde: “Porque me parece que es un proyecto diferente. Porque hoy en día no se hacen este tipo de barcos, y además porque la técnica que se utiliza es muy interesante y está perdiéndose.  Estoy a favor de recuperar la técnica tradicional y me gusta mucho este mundo”

Esta semana finaliza su verano en Albaola para volver a sus clases de bachillerato. Pero no así la vinculación con el proyecto. Oibar seguirá teniendo las puertas abiertas de la Factoría para seguir participando y aprendiendo siempre que lo desee. Eskerrik asko OIBAR!