ALBAOLA

Pasaia (San Pedro)

Elección y tala de los robles

La madera de roble es la principal materia prima para construir el San Juan; al menos se requerirán unos doscientos árboles. Más o menos la mitad serán rectos (robles bravos) y la otra mitad torcidos (robles corvos); los robles bravos se emplean hoy en día en construcción y en fabricación de muebles; en cambio, los robles corvos sólo se usan para leña. Resulta curioso que estos árboles, de escaso valor económico hoy en día, fueran muy apreciados hasta que, hace sólo unas décadas, sobrevino el final de la construcción naval en madera. Sus tortuosas formas eran imprescindibles para obtener piezas para construir barcos.

sakana robles san juan museum

La selección

La madera de roble para el ballenero San Juan proviene de los bosques de la comarca de Sakana; pertenecen a tres especies del género Quercus: Quercus robur, Quercus petraea y Quercus pubescens.

Todos los árboles han sido seleccionados bajo la supervisión de los guardabosques del gobierno de Navarra, y con la colaboración del alguacil del municipio correspondiente en cada caso. Su profesionalidad y su conocimiento del medio han sido de gran ayuda durante las largas jornadas en el monte.

Los robles bravos son de pocas ramas y tronco largo; proporcionarán las tablas, los baos y otras piezas rectas del casco.

Los robles corvos nos darán piezas estructurales (varengas, genoles y otras piezas parecidas); la veta de la madera debe seguir la forma de la pieza, para que ésta tenga la máxima resistencia. Por lo tanto, es preciso ir al bosque con las plantillas de las piezas a buscar los robles corvos que necesitamos. Es un verdadero reto el encontrar las formas que necesitamos, ya que son formas muy específicas y, además, de gran tamaño.

 

sakana robles san juan museum

 

Si el guardabosques aprueba nuestra elección de un árbol, hace una marca en el pie con el sello de acero que lleva su hacha; también se marca el árbol con pintura, para que más tarde sea fácil identificar el roble en la espesura. A continuación el árbol es cubicado, es decir, se calcula el volumen de madera que proporcionará.

sakana robles san juan museum

La tala

La tradición forestal vasca ha sido tenida en cuenta a la hora de elegir los días durante los cuales se derribarían los robles seleccionados en Sakana: siempre en las lunas menguantes de invierno. En tales fechas los robles seleccionados tiempo antes son talados, y no de cualquier manera; un buen roble puede echarse a perder por haber sido derribado de manera descuidada.

Aún así, todos los robles corvos no salen buenos. Algunos que en el monte parecen espléndidos luego resultan estar enfermos; hasta que no son abatidos no se descubre que están huecos o parcialmente podridos por dentro.

sakana robles san juan museum

Más fotos del proceso de construcción aquí