ALBAOLA

Pasaia (Basque Country)

A corsair ship under construction in Albaola

18/10/2019

En la Factoría Albaola están construyendo ante el público un patache a partir de los planos encontrados en el astillero Mutiozabal de Orio. 15 metros de eslora para dar vida a una tipología de barco ya desaparecida de nuestras costas y muy querida por los corsarios.

Esta mañana se ha presentado en la Factoría Marítima Vasca Albaola el nuevo proyecto desarrollado por la escuela de carpintería de ribera de Albaola. Se trata de un patache; una embarcación muy veloz tanto navegando a vela como a remo que se utilizaba principalmente para mandar noticias de un lugar a otro y para vigilar puertos y costas. Estos barcos tan rápidos eran muy queridos y utilizados por los corsarios ya que facilitaban los abordajes.

El patache en construcción que descansa a lo largo del espacio de trabajo de los carpinteros de Albaola, mide 15 metros de eslora y tiene 3,5m de manga. Está diseñado para una tripulación de 20 remeros y cuenta con 2 velas, cuya superficie total será de 150 m2.

Con la construcción de este patache se está procediendo a la recuperación de un elemento de interés patrimonial ya perdido debido a que es el primer barco de este tipo después de su desaparición. Además, la construcción se basa en uno de los planos hallados en el astillero Mutiozabal de Orio, que perteneció a la familia de carpinteros de ribera Mutiozabal y que fueron encontrados por el gran modelista naval Jesus Mari Perona. A pesar de ser un plano no datado corresponde a la tipología de embarcación del siglo XVIII.

Hay que subrayar que con este barco ya son 8 las embarcaciones Mutiozabal que Albaola ha construido: la trainera Ameriketatik, la lancha Zabarre, el potín Arditurri, los bateles mayores Gastibeltza y Basanoaga y los bateles Mesker y Pasaia; todos ellos del siglo XIX.

El San Juan y Juanita Larando estarán en construcción en la Factoría en dos espacios diferentes, como diferentes son las dinámicas de construcción. Tanto el San Juan como las chalupas balleneras construidas se basan en los resultados de las investigaciones arqueológicas subacuáticas realizadas por Parks Canada, y para el patache sin embargo se usan directamebte los planos de la época.

Respecto al proceso de construcción apuntar también que por vez primera Albaola va a elaborar íntegramente el barco en la Factoría, es decir, además del casco se va a realizar el aparejo y la arboladura en el mismo astillero-museo, cuerdas y velas incluidas, dando así un salto cualitativo en la recuperación de los oficios del mar ya desaparecidos. Hablando de poleas y cuerdas es imprescindible mencionar la implicación del voluntariado en dichas tareas, labores dignas de admiración.

Juanita Larando ya ha despertado el interés de numerosos visitantes que se acercan a ver también esta nueva construcción junto al San Juan. Los visitantes no son los únicos ya que organismos y expertos del patrimonio marítimo de diferentes países han pasado ya a conocerlo y seguirán de cerca su proceso de construcción.

En la presentación de hoy Albaola ha querido presentarlo en sociedad entre compañeros de viaje y amigos. El evento lo ha abierto Xabier Agote, presidente de Albaola, dando la bienvenida a los invitados y presentado las características del patatxe en construcción. Xabier desvelaba asi la historia del nombre del patache, Juanita Larando. “Se trata de una mujer que en el siglo XVII poseía una posada en la Parte Vieja de San Sebastián. Por lo que sabemos, todos sus clientes eran corsarios e invertía en este tipo de embarcaciones, en patatxes. Sabemos que a dos de ellos les llamó San Juan y San Pedro”. A continuación, Xabier Alberdi, director del Museo Marítimo Vasco y del departamento de investigación de Albaola ha llevado a los asistentes al contexto histórico de este tipo de barcos. A continuación, una actuación del coro Pottoroak y el nombramiento de Corsario de honor a Xabier Alberdi por parte de la Orden de Corsarios Vascos de San JUAN DE Luz y Ciboure, que entre aplausos han dado fin al acto.


[