ALBAOLA

Pasaia (Basque Country)

EN LAS PRÓXIMAS SEMANAS SE ESPERA COLOCAR LA REGALA DEL BEQUE

15/8/2019

La Factoría Marítima Vasca Albaola acaba de cumplir 5 años. En 2014 se puso la quilla del ballenero. Esta primera pieza sería la columna vertebral de lo que vendría después. Estos últimos meses, ya trabajando cerca del tejado, los carpinteros de ribera han estado construyendo beque del San Juan.

El patrocinio de la UNESCO, en su primer año ya uno de los museos más visitados de Gipuzkoa, la puesta en marcha de la escuela internacional profesional de carpintería de ribera APRENDIZTEGI, El premio al Turismo Sostenible 2018, colaboración con “National Geographic” con 24 páginas dedicadas a nuestro proyecto entre otras. Son ya casi 250.000 los visitantes que han sido testigo de todo este proceso en estos últimos 5 años.

A lo largo de los últimos meses se ha estado construyendo el beque de la nao San Juan. El beque es una especie de espolón que sobresale del casco por la proa, y que resulta imprescindible para diversos cometidos: sirve para laborear la vela cebadera, que cuelga del bauprés, también como plataforma de trabajo en la última fase del izado de las anclas y es el punto donde se amura la vela de trinquete cuando se navega de bolina. Además, el bauprés se amarra en la estructura del beque para contrarrestar la tensión de los estays del trinquete. Era también útil en los combates, como pasarela de abordaje y, para colmo, también era el único retrete de a bordo, obviamente para momentos de más tranquilidad.

La construcción del beque comenzó con la instalación de un corbatón fuertemente endentado en el extremo superior de la roda, sobre el que más tarde se colocó el montante principal, cuyo extremo posterior va encajado en la cabeza misma de la roda; el extremo anterior, situado algo más arriba, avanza unos cuatro metros. Una sólida y compleja estructura de baos, corbatones y cintas, más las tablas del forro, complementan el beque.

El remate del beque, justo en la extremidad delantera, se asemeja a un arco con su flecha; es la única pieza del barco en la que los constructores del San Juan original se permitieron un poco de fantasía. Es el antecedente del mascarón de proa, verdadera escultura que, en siglos posteriores, adquiriría complejidad a bordo de los barcos de cierta importancia.

En las próximas semanas se espera colocar la regala o carel del beque, que forma el remate superior, a modo de pasamanos. Comienza recto en el remate de proa y va arqueándose hacia arriba, hasta tocar en el extremo superior del castillo de proa.

El término ‘beque’ parece provenir del latín beccus, pico de pájaro, que en francés se dice bec y en inglés beak. La semejanza con el pico de un ave es bastante clara para este elemento tan importante de la estructura del San Juan.