ALBAOLA

Pasaia (Basque Country)

La fuerza de los más pequeños, el viento del San Juan

17/3/2017

Una parte del alumnado Lezo Herri Eskola pagan de su bolsillo una pieza del San Juan.

El ballenero San Juan tiene un nuevo patrocinador y muy especial además: Los alumnos de 4º curso  de 2016-17 de la escuela Lezo Herri Eskola.

Desde que la Factoría abrió sus puertas en julio de 2014, el alumnado de Lezo Herri Eskola ha visitado cada año la Factoría Marítima Vasca Albaola y se ha creado una estrecha unión entre esta escuela y el proyecto de la asociación. Durante estos años, han sido testigos del avance del proceso de construcción del ballenero y fruto de esta relación por ejemplo en los carnavales del 2015 la escuela entera se disfrazó bajo la temática ballenera. 

Recientemente una iniciativa singular ha vuelto a unir a los dos agentes. En esta ocasión ha sido iniciativa propia de estas clases de 4º curso de Lezo Herri Eskola para ayudar a la construcción del San Juan mediante el patrocinio de una pieza. La pieza elegida es una polea, que igual que estos niños y niñas se trata de una pieza más pequeña que la mayoría pero dinámica e imprescindible para que el barco avance en su camino. Los nuevos patrocinadores han puesto de su bolsillo el dinero necesario para patrocinar esta polea y “aunque se les habrá reducido la “paga” esa ilusión no se puede pagar en dinero” –recalca Albaola.

La Asociacion Albaola ha querido agradecer personalmente a los alumnos de 4º curso de Lezo Herri Eskola su contribución y hoy ha reunido a todos estos pequeños patrocinadores en la Factoria Albaola de Pasaia. Xabier Agote se ha dirigido en ese sentido a ellos y les ha hecho entrega de una polea como las que utilizará el ballenero San Juan como recuerdo de este patrocinio junto a un diploma que certifica el patrocinio. 

Mediante la presentación de este nuevo patrocinio Albaola quiere poner en valor algo tan importante para la asociación y el patrimonio marítimo como es la transmisión. El ballenero San Juan es un patrimonio que viene del pasado, y es una de las principales labores de Albaola convertirlo en futuro, por eso es motivo de alegría este nuevo y especial patrocinio.

Son las generaciones futuras las que se deberán encargar de cuidar y dar a conocer nuestro patrimonio marítimo. Y en ese camino, son varios miles los alumnos de todo el territorio vasco que durante todo el año se acercan a Albaola, desde los mas “peques” hasta universitarios